FANDOM


Chiruca
Si tengo que enviarte

un artículo con todos los recuerdos que tengo de tu vida, de los momentos compartidos, de tu crecimiento, tus cualidades y tus momentos simpáticos, no terminaría nunca, así es que he seleccionado algunas cosillas que tu y yo vivimos juntos.


Tu nacimiento ha sido el acontecimiento más importante y más feliz de mi vida. Fuiste muy deseado. Yo ya te vivía antes de nacer y cuando naciste no se me ocurre otra palabra que defina mejor lo que sentí, que un inmenso placer. Ese niño sureño, con ese color de piel tan racial, tan nuestro, tan familiar ¡¡¡¡MI NIÑO¡¡¡¡.


Tengo muchos recuerdos de tu lactancia y tu primerísima niñez, pero te voy a hacer un retrato de PABLITO CROQUETAS¡¡¡¡. Tengo una imagen guardada en mi retina. Eras chiquitín. Como sabes nos tenías comido el tarro con la comida. No había forma de tener una comida tranquila, hasta que comenzaste a comer croquetas. Te veo en tu sillita de nea, sentado pegadito a la mesa bajita que teníamos en el salón de Santa Aurelia, comiéndote las croquetas. Marcelino dijo una vez, ¡Pero este niño solo come croquetas¡. Que bonito eras. Pues gracias a eso hoy hago unas deliciosas croquetas de berenjenas, mi intención era que comieras verduras y me las inventé. Mira entonces no comías y ahora habría que pararte.


Luego comenzó el colegio y llegaste el primer día contándonos que tu profe os amenazaba con un cuarto de ratones. Tu padre y yo nos quedamos aterrorizados y tu tan tranquilo. Luego la señora me dijo que no le tenías miedo, que te dirigías a su mesa con tranquilidad. “La tiparraca”. Yo me sentía orgullosa de ti. Ella solo decía cosas positivas sobre ti. Aguantamos el año y después te trasladamos al Huerta, en el que fuiste muy feliz.


Recuerdo la primera vez que te fuiste de campamento. Eras muy pequeñín. Nuestra obsesión es que fueras sociable e independiente y aprendieras a compartir. Me estoy refiriendo a la granja escuela de la sierra norte de Sevilla. No me olvidaré nunca del día que fuimos a recogerte. ¡Las ganas locas de verte¡ cuando llegamos, estabas encantado. Que sonrisa al vernos. Todo tu afán era enseñarnos todo con lo que tu habías disfrutado. Nervioso para un lado y para otro, para que no nos perdiéramos nada. Recuerdo sobre todo las ovejas y los mamones jajaja.


Otro recuerdo tierno son las estancias en ¡LA PLAYA DE GALE¡ con tu amigo Alejandro. Os veo jugando los dos morenitos, sobre todo tu, que te ponías como un negrito zumbón. Como pasabais las horas jugando con las olas en la orilla del mar. Te aseguro que me viene una sensación de alegría y placidez recordando tanta felicidad. Por cierto que ese color de piel te acomplejó en un tiempo. Me decías ¡mama yo no quiero ser negro¡. No se si en el colegio se metieron contigo o que estabas un poco harto de que te dijeran que eras muy moreno.


¡¡PABLO EL DIPUTADO¡¡ Recuerdas?? lo bien que te has explicado siempre y toda la información que captas y acumulas. Tu padre y yo siempre nos quedábamos impresionados preguntándonos ¿donde habrá aprendido esto? ¿de donde habrá sacado tanta información?. Hablabas por los codos, siempre con claridad y lucidez. Por eso nuestros amigos te llamaban el diputado. Ya ves al final periodista, que son los de la información. Esto lo uno a un recuerdo muy nítido que tengo que fue cuando fuiste por primera vez a la consulta de Fermín. Tu no te acordarás porque eras muy pequeño, pero te comportaste como un pequeño adulto. Fermín alucinó de tu madurez. Esto son las cosas de los hijos únicos. Esa gran putada que te han hecho tus padres.


Con todo lo que se quejan las madres de sus hijos adolescentes, yo no me enteré de la tuya. Siempre tan cariñoso, tan atento. Sin darme cuenta te convertías en un hombre. Tengo que decir que nunca pude discutir contigo. Cuando te reñía, por los estudios o por el desorden, siempre me llevabas la razón y así quedaba totalmente desarmada. ¡ Que listo has sido siempre¡


¡¡¡MI AGENTE 007¡¡ . Esos momentos compartidos y que son solo tuyo y mío. Nuestro gusto por el cine y la música. No podría ver una película del 007 sin acordarme de ti. Sus exageraciones y sus efectos especiales. Ese James Bond, su Martini no agitado, Moni Peni y el personaje que le monta los bolígrafos asesinos y los coches fantásticos. Que guay¡¡¡ me encanta y siempre me ha chiflado verlas contigo.


Un momento especial: ¡¡¡NUESTRO VIAJE A ITALIA¡¡¡. Me encantó compartir contigo esa joya de país. El David de Miguel Angel, se encuentra en mi retina a tu lado. Los dos sabemos que era un momento delicado que supimos disfrutar


MASTER CHEF VIA WHATSAPP. Me encantaba ponerme a ver el programa con la ilusión de tenerte al otro lado del país compartiendo las críticas de los concursantes y las valoraciones. Creo que me enganché al programa por estar contigo. También hemos compartido, de la misma manera algún programa de jóvenes talentos, la Voz, el número uno.


Por cierto hablando de Master Chef, me siento muy orgullosa de tus dotes culinarias. Tardaste en entrar en la cocina, pero cuando lo has hecho ha sido por la puerta grande. A este respecto te digo que me encanta cuando me llamas desde el supermercado para que te recuerde o asesore con el plato que vas a cocinar.


Valoro mucho la confianza que tenemos, que me cuentes las cosas que te ocurren y que puedas desahogarte conmigo cuando las cosas no van bien. Es muy importante para mi, hace que te sienta cerca aunque te encuentres lejos físicamente.


Pablo¡ eres lo mejor que me ha pasado en la vida. No podría haber tenido un hijo mejor. Estoy muy orgullosa de ti, de lo noble y cariñoso que eres. De lo amigo de tus amigos; de que eres valiente y autónomo desde hace mucho tiempo. De tu generosidad, de tu color de piel y de todo tu.

Muchísimas felicidades por tu treinta cumpleaños. Vive cada minuto, no pierdas tiempo para mirar hacia atrás a no se que sea para reír y no te adelantes mirando al futuro que no existe. Como tu sabes yo siempre he confiado en ti, en tu capacidad y en lo que la vida te traería, hazlo tu también.

¡¡¡¡TE QUIERO MUCHO¡¡¡¡ ¡¡¡¡QUE DISFRUTES¡¡¡¡.

Miles de besos.




Chiruca, tu madre