FANDOM


Este relato del cual fue testigo de primera mano el Señor Cenizo prueba de forma inequívoca que la estupidez humana existía antes de Twitter y las Redes Sociales y puede remontarse, cuanto menos, a la instalación de los primeros call centers.

Cenizo y su amigo Alayn habían sido hábilmente desvalijados de sendos teléfono móviles a manos de unos ninjas magrebíes. Ante la necesidad de cancelar la línea cuanto antes, un tercero en cuestión les prestó su teléfono móvil para hacer la pertinente llamada a Movistar. Con el intelecto propiciamente preparado para tal reto mental gracias a la repetida ingesta de Ballantines durante toda la noche, Alayn procedió a marcar el número de atención al cliente de los de la M.

Ésta es la transcripción existente a día de hoy de la conversación de Alayn con Atención al Cliente (A.C.):

Alayn: Buenas noches, me han robado el móvil y quiero bloquear mi tarjeta SIM.

A.C.: Éste no es el número al que debe llamar. (Proporciona el teléfono de incidencias).

Alayn: (Repite el teléfono de incidencias para asegurarse de que lo ha oído bien).

A.C.: (Vuelve a repetir el teléfono de incidencias, corrigiendo todos los dígitos repetidos erróneamente por Alayn)

Alayn: (Haciendo un gran esfuerzo por no vomitar, trata de volver a repetir los dígitos dictados por A.C.)

A.C.: (Vuelve a repetir los números, uno a uno, mientras Alayn se los canta a una tercera persona).

Alayn: (Ya con los 4 dígitos del número aprendido). Muchas gracias.

A.C.: Antes de irse, ¿tiene usted Internet con Movistar?

Alayn: Sí, en el trabajo, pero es en Bilbao y…

A.C.: Lo decía por si podría interesarle nuestra última oferta de Movistar Fusión.

Alayn: ¿Qué?

A.C.: Movistar Fusión es…

Alayn: ¿Me estás intentando vender algo después de decirte que acaban de robarme el móvil?

El resto de la transcripción queda diluida entre las risas generalizadas de los presentes.