FANDOM


Por Javi Gancedo:

La anécdota en cuestión tuvo lugar en una fiesta en la que Javi y Belén celebraron una fiesta temática de cumpleaños de gangsters y putas. Allí acudió Cenizo, impecablemente vestido de gangster, con clase y distinción.

Una clase y distinción que perdería paulatinamente.


Fiel a la tradición de las fiestas de Javi y Belén, el alcohol corrió en la fiesta en cantidades industriales. Hasta tres veces hubo que salir de la fiesta para comprar más ginebra. La combinación de alcohol, buena música y buen ambiente hizo que Cenizo perdiese un poco la cordura, bebiendo hasta emborracharse como un mulo. El suelo del plató donde tuve lugar la fiesta resbalaba un poco y Cenizo fue el primero en caerse al suelo, echándonos unas risas.


La segunda caída no fue tan amable, porque se dio una buena hostia, dando con la cabeza en el suelo. Fue un golpe seco, pero Cenizo demostró gran resistencia y control ante la adversidad alcohólica. Se levantó y directamente se fue a un sofá en un rincón apartado del plató para dormir la mona como un campeón.


Hubo gran cantidad de especulaciones - que si estaba muerto, que si iba a poner el sofá como un palomar, que si nunca volvería a ser el mismo después de la hostia que se había dado, pero Pablo hizo que los críticos se comieran sus palabras. Tras una hora larga en el sofá, dio señales de vida moviendo la mano al ritmo de una canción, hecho muy celebrado entre los presentes. Poco a poco se fue incorporando hasta acabar la fiesta y marcharse a su casa por su propio pie, con la dignidad intacta.


El tipo dio una lección de cómo superar una papa como un piano en tiempo récord, rozando lo sobrenatural.